Cáncer de riñón

Recuperación del cáncer de riñón

Cáncer de riñónCáncer de riñón recuperación: La recuperación del cáncer de riñón depende del tipo de tratamiento que recibe un paciente. La elección de los procedimientos es algo que los pacientes deberían discutir con sus médicos y con las compañías de seguros, porque algunos procedimientos pueden o no ser pagados por las pólizas de seguros. Diferentes pacientes responden a ciertos procedimientos quirúrgicos y técnicas de terapia de diferentes maneras. En algunos casos, un paciente puede sentir más dolor que otro. En otros, un paciente tendrá una estancia en el hospital más prolongada que otro. Se deben discutir todos los efectos secundarios posibles y el tiempode recuperación antes de una intervención quirúrgica o procedimiento para tratar el cáncer de riñón.

Cáncer de riñón recuperación: La recuperación del cáncer de riñón también puede variar por la edad de una persona, su condición de salud actual y sus antecedentes médicos. Es probable que los pacientes pertenecientes a la tercera edad necesiten más tiempo para la recuperación que pacientes más jóvenes. Las personas que se encontraban en buen estado de salud antes del procedimiento pueden ser capaces de recuperarse y volver a sus rutinas normales antes que alguien que es obeso o que tenía otras condiciones médicas antes de la cirugía o del tratamiento.

La recuperación después de la nefrectomía depende también del tipo de cirugía que se ejecutó. La recuperación después de la nefrectomía abierta dura más tiempo que la recuperación después de la nefrectomía laparoscópica. Una gran incisión en la piel del paciente para extraer el tejido del riñón frente a sólo unas pequeñas incisiones por vía laparoscópica conlleva más tiempo para que el cuerpo sane. La recuperación después de la nefrectomía parcial puede ser más corta que la recuperación después de la nefrectomía radical porque sólo una parte del riñón se extrae a diferencia de múltiples órganos y grandes cantidades de tejido que se extrae. Cuanto más tenga un médico que cortar y suturar, máyor es el sangrado que se producirá y, probablemente, el dolor que se siente también es mayor.

La recuperación después de la criocirugía de riñón es también más corta que la recuperación de las cirugías abiertas, ya que es menos invasiva y no requiere cortes ni suturas. Esta intervención es similar a los procedimientos quirúrgicos laparoscópicos en cuanto a que sólo se necesitan pequeñas incisiones para insertar la criosonda e inyectar el área afectada con las sustancias de congelación. Los pacientes que pasan por la recuperación después de la crioablación de riñón pueden sentir algunos efectos secundarios debido a la anestesia general, al igual que cualquier paciente durante un procedimiento quirúrgico. Sin embargo, la mayoría de las veces, un paciente que ha pasado por la criocirugía de riñón no tendrá una estancia hospitalaria extendida ni necesitará medicación para el dolor por mucho tiempo durante su período de recuperación de la crioablación renal.

Cáncer de riñón recuperación: La recuperación del cáncer de riñón varía de paciente a paciente. Algunas veces, los médicos pueden recetar ciertos medicaciones para aliviar el dolor de la cirugía. Otras, pueden sugerir diferentes tipos de terapia para sobrellevar el proceso de recuperación. Visitas de seguimiento serán necesarias para comprobar el estado del sitio quirúrgico y para asegurarse que un paciente no está sufriendo una infección u otras complicaciones. Antes de que se realice una intervención quirúrgica o procedimiento de cáncer de riñón, se deben discutir los posibles efectos secundarios y los períodos proyectados para la recuperación con su médico. De este modo, usted podrá tomar una decisión adecuada basada en la información sobre el procedimiento que será el mejor y más efectivo para usted.

 

<< La criocirugía del cáncer de riñón | Cáncer de riñón >>

 

Haga una cita

Cáncer de riñón
¡Haga una cita para el día y la hora que sean más adecuados para usted!"

Pregunte al médico

Pregunte a nuestros urólogos sobre:
  • Los síntomas que está experimentando
  • Los procedimientos urológicos
  • Las pruebas de diagnóstico
  • La cirugía
  • La incontinencia
  • Los suplementos
  • Los medicamentos
  • La cobertura de seguro
  • La planificación de su cita